A Coruña, enclave natural: CASTRO DE BAROÑA (Porto do Son)

Se trata de un yacimiento arquitectónico (un asentamiento de la Edad de Hierro), estuvo habitado desde el  s. I a.C. hasta el s. I d. C.  Se encuentra en la parroquia de Baroña, perteneciente al ayuntamiento de Porto do Son en A Coruña.

Sus coordenadas GPS son:

42º 41′ 38.9″ N – 9º 01′ 53.9″ W

Acceso:

Desde la carretera veréis que hay una caseta de información (allí os pueden dar folletos del castro e información variada), dejáis el coche en las cercanías y el resto del camino lo tendréis que hacer andando.

Sólo tenéis que seguir las señales de madera, cruzando el bosque, y veréis que comenzáis a ver la playa. A 500 metros de la carretera, junto al mar, veréis una península y ahí es donde se encuentra el castro. La playa que se encuentra al lado es la de Arealonga y es una playa nudista.

La historia que se ha podido ir descubriendo de este castro es que sus pobladores vivían tradicionalmente del mar.

Se llegaron a construir veinte casas, la entrada al castro y escaleras, una muralla y un foso que les permitía defenderse de todo atacante. Aunque, su mayor debilidad, es que no había una fuente de agua dulce en el interior del castro ni se ha hallado ningún tipo de resto que señale que podría haber una forma de almacenamiento de agua, por lo que dependían del exterior.

Se encuentra muy bien conservado, la visita es gratis y al aire libre, recomiendo calzado cómodo para visitarlo, aunque no tiene mucha complicación. Tiene unas vistas increíbles, al lado del mar viendo cómo el agua golpea contra las rocas.

A raíz de las excavaciones perpetradas, también se ha averiguado que en el Castro de Baroña se desarrollaron actividades relacionadas con la minería y la metalurgia. De hecho, en la zona norte, hay un horno en el que con total seguridad, se debió trabajar el bronce y otros metales como el oro y el hierro. 

Gracias por leerme.

Espero que os guste.

😘😘

Girona, enclave natural: PARQUE NATURAL DEL CABO DE CREUS (Cadaqués)

Primer parque marítimo-terrestre del país. Fue creado gracias a una ley de 1998, mediante la que se protege la península del cabo de Creus (unas 11.000 hectáreas) y su entorno marino (unas 3.000 hectáreas).

La superficie total del parque es de 13.886 ha, que incluyen tres parajes naturales de interés nacional: al norte el de Cap Gros-Cap de Creus; al sur, la Punta Falconera-Cap de Norfeu; y al oeste la sierra de Rodes. Hay que sumar a estos lugares todos los islotes que hay dentro del Parque Natural.

Para llegar desde Cadaqués, sólo tienes que seguir los carteles del Parque Natural de Cap de Creus y continuar hacia el faro hasta encontrar el aparcamiento –a la izquierda camino del faro–. La carretera es muy estrecha.

En Google Maps está indicado como “Paratge de Tudela”. Las coordenadas de GPS son: 42.321419, 3.297530.

Aproximadamente en el kilómetro 5 encontraran un cruce con un cartel indicativo que pone “pla de Tudela”, lo toman y les llevará a una caseta de información del parque y un parking. Desde ese punto toman un camino asfaltado hasta el final que les conducirá hasta Cala Culip.

Os dejo su web oficial:

parcsnaturals.gencat.cat/es/cap-creus


Además del incuestionable valor biológico y geológico de la zona, destaca también la excepcional belleza paisajística que ofrece: salvaje, variada y coloreada. Acantilados abruptos, rocas oscuras surcadas por el viento y la sal, islas e islotes y calas recogidas.

De hecho ha sido fuente de inspiración de varios artistas reconocidos, como Salvador Dalí (elegir la ruta del PARATGE DE TUDELA de unos 6 kilómetros, dificultad: muy fácil), J.V. Foix, J.M. de Sagarra, Fages de Climent, Josep Pla, entre otros. También, el Cap de Creus fue el escenario de la película “El faro del fin del mundo (1971) protagonizada por Kirk Douglas.

Os aconsejo llevar la cámara de fotos, porque este paraje es de auténtico ensueño (tiene unas calas de agua cristalina preciosas).


Al entrar en el parque y en los folletos, podrás leer las normas a seguir en este lugar protegido. No se puede acampar, encender fuego, llevarse plantas o rocas, bañarse fuera de la cala Culip, etc.

En verano, es aconsejable llevar algo para protegerse del sol –gorra y protector solar– y agua, ya que no hay sombra: la vegetación es toda muy baja.

Desafortunadamente el aparcamiento abre sólo a las 10 así que lo de evitar las horas más cálidas es imposible.

Os dejo un vídeo:

Gracias por leerme.

Espero que os guste,

😘😘